Función y estrategia

Vínculos fundamentales entre la biología y el diseño.

Para practicar la biomímesis es importante primero entender el concepto de función. La función es una de las bases esenciales de la biomímesis y es un elemento que distingue el diseño biomimético del biofílico y del biomórfico. En lugar de solo observar las cualidades visuales y estéticas del mundo biológico, la biomímesis se enfoca en aprender de cómo los organismos vivos cumplen con funciones específicas.

¿Qué son las funciones y estrategias?

 

Una función, por definición, es el propósito de algo. En el contexto de la biomímesis, función se refiere al papel que desempeñan las adaptaciones o comportamientos que le permiten sobrevivir a un organismo. Es importante notar que función también puede referirse a algo que necesitas que tu solución de diseño haga.

Los organismos cumplen con sus necesidades funcionales mediante estrategias biológicas. Una estrategia biológica es una característica, mecanismo o proceso que desempeña una función para un organismo. Es una adaptación que el organismo tiene para poder sobrevivir.

Ejemplo

Un propósito del pelaje de un oso polar es mantener caliente al oso. Dicho de una forma más técnica, la función del pelo del oso es aislar o conservar el calor.

Entonces el pelaje del oso polar es una estrategia de aislamiento pero, más específicamente, las características del pelo del oso polar son lo que lo hacen particularmente bueno para el aislamiento. Estudiar cómo funciona el pelo del oso polar podría llevarnos al desarrollo de mejores aislantes para las necesidades de los seres humanos, como ropa de abrigo, edificios u otras aplicaciones.

El pelaje absorbe la radiación infrarroja

Visita AskNature para aprender sobre la fascinante estrategia del pelaje del oso polar y algunos de los diseños que ha inspirado.

Identificar funciones

Entender los conceptos de función y estrategia te ayudará a encontrar la información biológica que es relevante para tu reto de diseño. Cuando inicies un reto de diseño, la cosa más importante que debes considerar es “¿para qué función requieres una solución?”. En vez de pensar qué quieres hacer, pregúntate, “¿Qué quiero que mi diseño HAGA?”.

Por ejemplo, no le “preguntarías” a la naturaleza cómo hacer un ventilador. Eso no tiene ningún sentido. Más bien, podrías preguntar “¿cómo la naturaleza mueve el aire?” o “¿cómo la naturaleza enfría?”. Cuando sea posible, es muy útil formular múltiples variantes para tu pregunta del “cómo”. Hacer esto te permitirá explorar el reto funcional desde diferentes ángulos. (Mover el aire es solo una manera de enfriar, y puede servir para otras funciones también).

Preguntar “¿qué quieres que tu diseño HAGA?” es un paso clave al hacer biomímesis. Elegir cuidadosamente el verbo que complete la pregunta “¿cómo la naturaleza…?” te preparará para el éxito cuando comiences a buscar modelos biológicos. Ese verbo es la función que estás buscando en la naturaleza.

Por ejemplo…

  • ¿Quieres diseñar un casco para ciclismo?
  • ¿O lo que realmente quieres es diseñar una manera de proteger la cabeza del ciclista contra impactos?

Frasear tu meta de la segunda manera te abre la mente a nuevos enfoques para abordar tu reto y también a la posibilidad de que tu diseño no se parezca en nada a los cascos que ya existen. Una vez que preguntas “¿cómo la naturaleza protege contra impactos?”, puedes buscar organismos o sistemas en la naturaleza que desempeñen la misma función.

La Taxonomía de Biomímesis

La taxonomía es la ciencia de clasificar la vida. Los biólogos nombran e identifican organismos, agrupándolos y categorizándolos en una jerarquía anidada de rangos taxonómicos (que va de dominios, reinos, etc., hasta géneros y especies) con base en sus relaciones evolutivas. Hoy día la palabra “taxonomía” también empieza a ser utilizada para describir cualquier sistema de clasificación, como se ilustra a continuación.

La Taxonomía de Biomímesis es un sistema de clasificación desarrollado por el Biomimicry Institute para organizar estrategias biológicas de acuerdo con las funciones que cumplen. Conforma también la estructura fundamental de AskNature, la colección más exhaustiva (en forma de base de datos) de soluciones biológicas aplicables a retos de diseño humano.

La Taxonomía puede ser una referencia útil a la hora de identificar la(s) función(es) que tu diseño necesita cumplir. Te ayudará a navegar de mejor manera el contenido de AskNature, además de ofrecerte palabras clave que pueden ayudarte a entender tu reto de diseño de manera diferente, o buscar la información biológica de manera más efectiva.

Taxonomía de Biomímesis

Descargar la taxonomía en forma de lista.

Explicación de la Taxonomía de Biomímesis

Puedes aprender más sobre cómo usar esta herramienta descargando este suplemento (en Inglés).

Reconocer el contexto

N

Revisión de la definición

El contexto en la biología abarca el ambiente circundante y todos los demás factores que afectan la supervivencia de un organismo. El contexto en el diseño abarca factores que afectan cómo, dónde y quién utiliza el diseño.

Hay muchas maneras de realizar o cumplir con una función determinada. Las estrategias varían dependiendo del contexto, es decir, de las condiciones en las se utiliza una estrategia.

Por ejemplo, un árbol de lento crecimiento puede usar diferentes tamaños de hojas para optimizar la captura de la luz solar para la fotosíntesis, mientras que una enredadera puede tener hojas del mismo tamaño, pero usar un rápido crecimiento para posicionar sus hojas de la mejor manera para la fotosíntesis. El contexto determina cómo un organismo o ecosistema puede satisfacer sus necesidades funcionales de manera exitosa.

Tanto en biología como en diseño, una estrategia que sirve bien para cumplir una función en un contexto podría no servir en una situación diferente. Para lograr la misma función o resultado, quizá se requiera una estrategia diferente. Además, debido a que los contextos son complejos, los organismos y los diseños de los seres humanos a menudo desempeñan múltiples funciones y emplean múltiples estrategias de manera simultánea.

 

Diferentes contextos pueden o no requerir estrategias diferentes para la misma función.

Las hojas del arce tienen diferente forma dependiendo de la parte del árbol donde se encuentren. La hoja de la izquierda es una hoja de sol; la de la derecha, una hoja de sombra. Tener hojas de formas variadas es una estrategia que ayuda al árbol a capturar energía solar de manera eficiente.

Las hojas de una enredadera son relativamente uniformes ya que la enredadera puede posicionarlas como sea necesario de manera que capturen la energía solar.

El cuerpo del caracol es vulnerable a depredadores y necesita protección. En este contexto, tener una concha dura dentro de la cual esconderse ayuda al caracol a sobrevivir. Pero la protección del caracol también necesita ser ligera y aumentar de volumen conforme el caracol crece. La forma en espiral de la concha minimiza los materiales necesarios para crear un contenedor que puede seguir creciendo y también ayuda a fortalecer su estructura.

Durante un choque, la cabeza de un ciclista debe estar protegida del impacto en caso de caídas. El casco también tiene que ser confortable durante su uso normal. En este contexto, usar un casco de material ligero y que absorbe impactos cumple con los requisitos. Además de proteger la cabeza del ciclista en un choque, el casco con sus colores brillantes también alerta a automovilistas de la presencia del ciclista al volverlo más visible.

Examen de función

Contesta este breve examen para poner a prueba tu comprensión sobre la función y los conceptos de biomímesis y comprobar su trabajo con la clave proporcionada

Pensar en términos de contexto es importante porque te permite reconocer estrategias biológicas que podrían ser relevantes para el diseño humano. Cuando entiendes qué es lo que quieres que tu diseño haga y en qué condiciones, entonces le puedes “preguntar a la naturaleza” cómo los organismos vivos hacen lo mismo.

Al revés pasa lo mismo. Mientras observas el mundo natural que te rodea, trata de identificar las funciones, estrategias y contextos que conforman lo que ves. Después intenta pensar en funciones y contextos similares en el mundo humano y en maneras de aplicar las estrategias naturales que observas. No importa si tienes que adivinar; puedes buscar las respuestas más tarde. Lo importante es que estarás afinando tus habilidades de observación, viendo a la naturaleza de manera diferente y comenzando a pensar como un biomímico.

Créditos fotográficos

Oso polar: modificado después de Jill Clardy CC-BY-NC-SA via Flickr
Hojas de arce: Sherry Ritter, usada con permiso
Viñas: modificado después de Chris Ford CC-BY-NC Via
Flickr caracol: SID Mosdell cc-by Via
Flickr ciclistas: reway2007 CC-BY-NC-SA via Flickr.

GIVE FEEDBACK

This website uses to give you the best experience. Agree by clicking the 'Accept' button.